Entra un borracho a su casa todo manchado con lápiz labial por todos lados hecho un desastre, y la mujer le pregunta:

- ¿Pero qué te pasó?.
Y el borracho le responde:
- ¡No me vas a creer, me peleé con un payaso!.