– Jaimito, ¿crees que la tecnología reemplazará algún día al papel?

-¡No lo creo profesora, no me veo limpiandome el culo con un ipod!

Dos madres hablando:

- ¡Dígale a su hijo que me deje de imitar! - Jaimito, ¡deja de hacer el idiota!

- Profesora:

¿Hizo la tarea?
- Pepito: ¿Corrigió los exámenes?
- Profesora: Tengo otros alumnos
- Pepito: Tengo otras materias...

Llega Pepito al parque, se le acerca un amiguito y le dice:

- Eh Pepito, tienes puesto un zapato café y otro negro.
Pepito le contesta:
- Y eso no es nada, en mi casa tengo otro par igualito.

- ¡Pepito! Estas notas merecen un escarmiento.

- ¿Verdad que sí mamá? Vamos, que yo sé donde vive la maestra.

Se encuentra Fidel Castro con Pepito y le pregunta:

- Oye, niño, ¿tú sabes quién soy yo?.
- No, señor, no sé quién es usted.
Fidel, enojado porque Pepito no le reconoce, lo castiga:
- Por no conocerme, te voy a castigar a decir veinte palabras que empiecen con la letra "C", para que nunca más te olvides de mi nombre, que es Castro.
Y Pepito dice:
- Bueno, aquí voy:
- Compañero, Comandante Castro, ¿cuándo carajo comeremos cangrejos con cerveza de cristal como comen los cabrones come mierda del comité central comunista cubano?.
Y Fidel, sorprendido, exclama:
- Coño!.
A lo que responde Pepito:
- Vaya!. Esa fue la que se me olvidó.

Un día la maestra le dijo a Pepito: - A tu edad yo me sabía todos los nombres de los países.

Y Pepito le contesta con una voz muy insultante: - Porque en ese tiempo existían dos o tres solamente, maestra.

La profesora le pregunya a Jaimito:

- Jaimito, Jaimito, dime los tres barcos de Colón.
A esto, Jaimito se asoma por la ventana porque pasaba un bellezón de mujer y suelta:
- ¡Santa María qué Pinta tiene esa Niña!.

Pepito le dice a su padre:

- Papá, papá, no quiero ir al colegio.
- ¿Por qué Pepito?.
- Primero, tengo sueño. Segundo, me aburro. Tercero, se ríen de mí.
- ¡Pues, tienes que ir!. Primero, es tu obligación. Segundo, tienes 37 años. Tercero, eres el director del colegio.