Chistes de gallegos

17 hours ago
Agenda de teléfono.
- ¿Por qué los gallegos usan solamente la letra 'T' en sus agendas de teléfono?
- Teléfono de Antonio, Teléfono de Joaquín, Teléfono de Manuel, etc.
Zapatos nuevos.
Pepe el gallego fue el martes a la zapatería Después de probarse unos cuantos pares, eligió unos italianos, muy elegantes..
Al entregárselos, el empleado le advirtió:
- Señor, este tipo de zapato suele apretar bastante en los primeros cinco días.
- No hay problema -respondió Pepe- no los voy a usar hasta el domingo...
La fuga
50 gallegos presos en un barco-prisión se ahogaron... ¡¡Habían perforado un túnel para fugarse!!
El Abuelo gallego.
- ¿Así que tu abuelo murió en la consulta del médico?
¿ Y el médico qué le dijo antes de morir?
- Le dijo:
"Cuente conmigo, señor: cinco, cuatro, tres, dos, uno, cero..."
La viuda gallega.
Se muere el marido de una gallega y se acerca un amigo a la viuda:
- Lo siento.
- No, déjalo mejor acostado...
Los pollos del gallego.
Dos gallegos se encuentran en un camino. Uno de ellos llevaba una bolsa al hombro.
- ¿Qué tienes en la bolsa? -dice uno.
- Pollos -responde el otro.
- Si acierto cuántos llevas, ¿puedo quedarme con uno?
- Si aciertas, puedes quedarte con los dos.
- Bueno, pues... ¡Cinco!
Divorcio gallego.
Una pareja gallega está preparando el divorcio, y dice ella:
- Yo me quedo con el nene, Manolo...-.
- ¡Joder! ¿Y eso por qué?-.
- Pues porque es mío, no tuyo...- dice ella.
- ¡Pero si tampoco es tuyo!- contesta el gallego.
- ¡Cómo que no!? ¿Y quién lo parió?- pregunta ella.
- No sé... ¿Tú te acuerdas el día que nació, estando en la maternidad, que se ensució y me dijiste que lo cambiara?-.
- Sí...-.
- Pues... ¡Lo cambié!-.
Gallego atropellado.
A un gallego lo atropella un autobús, y toda la gente se aglomera alrededor de él. El gallego, delirando, dice:
- ¡Inclínenme, inclínenme!-
Y la gente lo inclinaba, pero el gallego seguía gritando:
- ¡Inclínenme, inclínenme!-
La gente ya no sabía cómo ponerlo, y el gallego dice:
- Si no hay una clínica, hospitalícenme.
El pingüino del gallego.
Se encuentran Venancio y Manolo, pero éste último llevaba un pingüino de la mano, y Venancio le pregunta:
- Oye, Manolo, ¿pero qué haces con ese pingüino?-..
- Pues na, que me lo he encontrao, y no sé qué hacer con él-.
- Si serás bruto, Manolo, ¿por qué no lo has llevao al zoológico?-.
- Hombre, pues qué buena idea. Hoy mismo lo llevo al zoológico...
Al día siguiente se vuelven a encontrar, pero Manolo sigue con el pingüino, por lo que Venancio, extrañado, le pregunta:
- ¿Qué ha pasado contigo, Manolo, no habías dicho que llevarías al pingüino al zoológico?-.
- Hombre, pues lo he llevao, y nos hemos divertido tanto, que hoy nos vamos al circo...-.
El galleguito.
Murió el gato del galleguito. Su mamá lo consolaba:
- No llores, hijito. El Michi ya está en el Cielo, con Diosito.
Y el galleguito le pregunta entre sus lágrimas:
- ¿Y qué chingaos va a hacer Diosito con un gato muerto?...