—Mi marido!! Rapido, escondete!!

—Pero...
—Rapido!!!
—Señora, solo le estoy instalando el internet.
—JAJAJAJAJA, perdón, la Costumbre.